lunes, 5 de mayo de 2008

Refugio de Oulettes de Gaube


Este puente visitamos de nuevo el refugio de Oulètes de Gaube. Y de nuevo quedamos encantados por el lugar, que es una delicia en cualquier época del año, por el refugio, muy acogedor después de la remodelación, pero sobre todo, por el trato por parte de Juan Tomás y el resto del equipo que lo lleva. Aún con el refugio a tope no baja el nivel. Cinco estrellas.

El refugio permanece guardado de marzo a septiembre, y los fines de semana de octubre. El teléfono del refu es +33 (o) 5 62 92 52 97 .



Llegamos y nos registramos:

-Tú has estado aquí antes, ¿no?- me pregunta Jean Thomas.
-¿Yo?. Pues no me acuerdo muy bien- me hago el sueco, no fuera que la última vez nos dejáramos alguna cerveza sin pagar.
-Sí, hace cuatro años. Y estuviste cenando en aquella mesa. - me dice, señalando donde estuvimos cenando. - Tengo una foto tuya.

Ya me imagino mi foto en la pared de la cocina del refugio, con un Se Busca. Recompensa 3$ debajo. Pero no, me explica que le había llamado la atención que estuviera cenando en el refugio con las gafas de sol puestas, y que tenía la foto por ahí. Al día siguiente, al bajar del monte nos enseñó la foto, y ahí aparezco, en la mesa que había dicho.

Oulettes es un lugar especial, que trae recuerdos, algunos buenos, y otros bastante duros. Los guardamos todos en la mochila y reanudamos el camino.


5 comentarios:

MadVeras dijo...

Uo.. esta a precioso... por lo que veo está a petar de nieve!!

Montse dijo...

si que esta petado de nieve hay todavia nieve para rato ;P. YUPIIIIIIII

Fern dijo...

Joer, y pensar que nunca he estado ahí, y si que he estado unas cuantas veces en el Vignemale.

Anónimo dijo...

estuvimos el martes 10 de junio haciendo la via de los seracs, demasiada nieve. va a aguantar bastante, este fin de semana volveremos a gaube, esta todo impresionante. Por poco no subimos por culpa de lo que nos dio Juan Tomas para cenar 5 platos y 2 postres.

Caminante dijo...

Qué guapo en ese momento. Nosotros hemos estado el 10 de junio pasado y sin perjuicio de que el macizo de Viñemale es muy bello, con tanta nieve aún más.
PAQUITA -buen día, muchos días-